No te pierdas

logo
Las 16 mejores flores y plantas de otoño para convertir tu jardín en un paisaje otoñal

¿Quién dijo que el otoño era aburrido?

Seguro que más de una persona te ha dicho que prefiere la primavera o el verano, porque le gustan más las flores.

Pero tú, que eres un amante de la jardinería, sabes que estas dos cosas no son incompatibles.

De hecho durante el otoño hay muchísimas especies amantes del frío que empiezan a florecer y que ocupan el espacio que han dejado sus compañeras de los meses cálidos.

Y si sabes elegirlas bien, puedes tener un jardín con un colorido constante todo el año.

¿Te interesa?

Entonces lee este post con mucha atención, porque aquí te vamos a contar cuáles son las mejores plantas de otoño que puedes tener en tu jardín.

Vamos allá.

Plantas de otoño: las 16 mejores especies

Sabemos que no hay dos jardines iguales, ni en espacio ni en el tipo de plantas que quieres tener en él.

Por eso estas 16 especies las hemos dividido en cuatro categorías:

  • Plantas con flores de otoño.

  • Trepadores.

  • Arbustos.

  • Árboles de hoja caduca.

Vamos con la primera.

1. Mejores plantas con flores para el otoño

Estas son algunas de las plantas con flores que no pueden faltar en tu jardín este otoño.

Pensamientos - viveros gonalez

La viola tricolor es una de las plantas más clásicas del invierno.

Su floración comienza en octubre y, si la cuidamos bien, puede llegar a extenderse hasta finales de la primavera.

Lo más llamativo de esta planta no es la gran variedad de colores en la que podemos encontrarla, sino también cómo estos se combinan dentro de una misma flor (por eso se la llama “tricolor”).

Es una planta muy agradecida que apenas requiere cuidados, y que se mantendrá sana siempre y cuando le aportemos suficiente abono y evitemos encharcar el suelo.

Además es muy resistente al frío, por lo que podemos tenerla fuera sin problema.

Úsala para crear parterres y macizos florales, sola o en combinación con otras flores otoñales de esta lista.

Chrysanthemum - flickr

Una bellísima planta originaria de Asia, donde es muy popular (incluso se la considera la flor nacional de Japón). Aquí en España es más conocida por ser la flor que asociamos con el Día de todos los Santos.

A diferencia de otras especies, esta planta tiene un periodo de floración bastante breve. Sus flores se abren en otoño y duran aproximadamente hasta diciembre.

Pero a cambio durante estos meses nos ofrece unas flores con formas muy llamativas.

Eso sí, procura que reciba suficientes horas de luz y de ofrecerle un riego moderado, sin llegar a encharcar nunca el suelo.

Esta planta es más sensible al frío, así que si vives en una zona donde las heladas son frecuentes, a medida que se acerque el frío deberías resguardarla en el interior de la casa.

Por lo demás, la enorme variedad de tonos de sus pétalos (desde el violeta hasta el anaranjado, el amarillo o el blanco) nos permite usarla para crear parterres y macizos multicolor.

Caléndulas - Flickr

  • Caléndulas (Calendula Officinalis)

Esta planta anual tiene un periodo de floración muy larga, que se extiende desde el verano hasta bien entrado el otoño.

Incluso, si la hemos sembrado en la primavera tardía, podría llegar hasta el invierno con flores.

Es muy conocido por sus propiedades medicinales, pero a nosotros lo que nos interesa de esta planta es el vivo color naranja que despliegan sus pétalos.

Al ser anual, ten en cuenta que tendrás que sembrarla de nuevo cada año (entre primavera y verano). Sin embargo la propia planta produce tantas semillas que es posible que germine una y otra vez por sí misma.

Eso sí, es una planta a la que le gusta más el calor que el frío, así que si vives en una zona con heladas siémbrala en maceta y mantenla a resguardo cuando empiece a bajar la temperatura.

Cyclamen -Flickr

Si además de una planta con flores de otoño quieres una que llene tu jardín con un agradable aroma, el Cyclamen es tu mejor opción.

Esta planta prácticamente no tiene rival cuando llega el frío.

Se trata de una bulbosa (por lo que hay que tener cuidado de no encharcar el suelo, lo que dañaría el bulbo) que comienza a brotar en verano, pero es durante los meses de otoño e invierno cuando más destaca.

Sus flores se presentan en una amplia variedad cromática, desde el blanco hasta el violeta.

Para que destaque más, y para que tenga suficiente distancia con otras plantas, puedes sembrarla aislada o en una maceta colgante.

margaritas - flickr

Esta especie es un poco distinta a las que hemos visto hasta ahora.

La margarita leñosa no es una planta específica del otoño, sino que su floración comienza en primavera. Aun así, si la cuidamos bien, sus flores durarán hasta bien entrado el otoño.

Se trata de una planta originaria de las Islas Canarias, pero a pesar de eso resiste bastante bien el frío.

Incluso puede llegar a soportar ligeras heladas sin dañarse.

Eso sí, procura mantener el sustrato siempre húmedo (sin llegar a encharcar, ojo) porque es una especie que demanda mucha agua, especialmente en los meses de más calor.

Tras la época de floración, y antes de que empiecen las lluvias, es buena idea darle una poda profunda.

Pennisetum - Flickr

Sí, lo admitimos, con esta estamos haciendo un poquito de trampa.

Y es que el peniseto no es una planta que florezca en otoño, sino una gramínea… pero es tan vistosa que no queríamos dejarla fuera.

Esta gramínea se suele utilizar en jardines y espacios amplios, e incluso puede ser un buen sustituto del césped para crear jardines de bajo mantenimiento.

¿Y qué le aporta a tu jardín otoñal?

Pues que a partir de septiembre u octubre, las coloridas espigas que ha desarrollado a lo largo del verano van adquiriendo un color entre el rojo intenso y el amarillo (según la variedad concreta) que las convierte en una auténtica pradera dorada.

Al final del invierno es importante podarla para que vuelva a crecer la siguiente temporada.

2. Mejores trepadoras para el otoño

Cuando hablamos de plantas para el otoño siempre solemos pensar en plantas en flor o en árboles de hoja caduca (como los que veremos más abajo).

Pero las hiedras también tienen mucho que decir.

Por ejemplo, imagina que durante estos meses de frío toda la fachada de tu casa estuviera cubierta por una marea de hojas rojas que la recorren del suelo hasta el techo.

Eso es posible con especies como la hiedra japonesa, una trepadora de hoja caduca que durante el otoño se vuelve completamente roja. Eso sí, ten en cuenta que a medida que llegue el frío perderá las hojas y se quedarán las ramas desnudas.

Si buscas una opción más tradicional tienes la Hedera Helix, que es la especie de hiedra que estamos acostumbrados a ver en nuestro país.

Esta especie sí es de hoja perenne, pero debes tener cuidado si en tu zona son habituales las heladas.


3. Arbustos para el otoño

Tanto si los plantas aislados como si los usas para crear setos, los arbustos son un tipo de planta que dan mucho juego.

Aquí tienes algunos de los que se vuelven más vistosos durante el otoño.

Nandina - Flickr

Un arbusto oriental de porte muy elegante, que puede cultivarse aislado. Su principal atractivo reside en sus hojas, que durante el otoño se vuelven rojas.

Esta planta tolera bien el frío, pero con heladas prolongadas puede pasarlo mal. Si la hemos cultivado en maceta, durante el invierno la mantendremos dentro de casa.

La Nandina necesita recibir sol directo, excepto en climas cálidos como el mediterráneo.

Durante el otoño desarrolla unas bayas redondas de un intenso rojo, muy decorativas pero que no son aptas para el consumo.

Espino de fuego - Flickr

  • Espino de fuego (Pyracantha)

Al igual que la Nandina, durante el otoño la Pyracantha se cubre de bayas. El color de los frutos varía entre el naranja, el rojo y el amarillo, lo que le da a la planta su característico nombre.

Las ramas presentan múltiples espinas, por lo que hay que tener cuidado al manipularla.

Puede estar a plena luz o a semisombra. A menudo se cultiva como arbusto de pared o seto pantalla, dado que suele crecer erecta.

Se trata de una especie muy resistente a las plagas y las enfermedades.

Cornejo - Flickr

  • Cornejo (Cornus)

La familia del cornejo está compuesta por una amplia variedad de plantas arbustivas y árboles. Todas ellas se caracterizan por su rusticidad, por lo que son ideales como plantas de otoño en zonas frías.

En primavera, nuestro cornejo se llenará de flores blancas.

Calluna - Flickr

El brezo es una planta arbustiva de porte bajo, muy habitual en las zonas cálidas y de clima mediterráneo. No suele superar los 70 centímetros de altura, por lo que es perfecta para borduras y jardines con poco tamaño.

Como se adapta bien a las bajas temperaturas, suele cultivarse en exterior, donde la colocaremos en semisombra. Es muy habitual en jardines rocosos.

Su floración se produce entre el otoño y el invierno, por lo que durante las épocas frías llenará nuestro jardín de flores rosas, moradas, rojas, amarillas o blancas, según la especie que hayamos plantado.

4. Árboles de otoño

El último punto de esta lista de plantas de otoño lo ocupan los árboles de hoja caduca.

En un post anterior te dimos varias ideas de árboles que puedes sembrar en tu jardín y que durante el otoño se cubrirán de tonos ocres.

Pero aquí tienes un breve resumen de algunos de nuestros favoritos:

liquidambar - flickr

  • Liquidambar (Liquidambar styraciflua): un árbol de gran tamaño (alcanza los 35 metros de altura) que durante el otoño despliega unas hojas de un color rojo intenso antes de perderlas definitivamente.

  • Prunus pisardii- Flickr
  • Cerezo rojo (Prunus Pisardii): este frutal es típico del centro y este de Europa, y destaca por el color rojo vino que adoptan sus hojas en esta época.

  • Arces: la mayoría de las especies de arces son de hoja caduca, lo que los ha convertido en un icono de la época otoñal en ciertos países. Entre ellas, el arce negro (Acer Negundo) es uno de los más utilizados (incluso en jardinería urbana).

Ginko biloba - Flickr

  • Ginko biloba: este árbol de origen chino es famoso por sus hojas en forma de abanico, que durante el otoño se vuelven completamente doradas. En los países orientales es muy apreciado por las propiedades medicinales de sus hojas, que se usan para hacer té.

Punica granatum - Flickr

  • Granado (Punica granatum): un árbol más conocido por sus riquísimas frutas, pero que también es muy apreciado en jardinería porque, cuando llega el otoño, sus hojas se vuelven igual de rojas que la fruta.

Al combinar algunas de estas especies de árboles otoñales puedes obtener preciosas combinaciones.

¿Necesitas ayuda para elegir las mejores plantas de otoño para tu hogar?

En esta lista te hemos dado algunas de las especies más destacadas de plantas otoñales.

Pero puede que con eso no te sea suficiente.

Quizá tienes dudas sobre cuáles elegir según tu zona o cómo organizarlos dentro de tu jardín para crear un paisaje equilibrado y que deje con la boca abierta a todos tus visitantes.

Si es así, nosotros podemos ayudarte.

Llevamos más de 30 años diseñando jardines para nuestros clientes y sabemos bien cómo crear un jardín que tenga flores durante todo el año y que además, en otoño, se vista con esos colores rojos tan típicos.

Para que te ayudemos, solo tienes que enviarnos un mensaje y explicarnos la idea de jardín que tienes en la cabeza.

De llevar esa idea a la realidad ya nos ocupamos nosotros.