Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (Política de cookies a página de cookies).

No te pierdas

logo
APRENDE CÓMO PLANTAR LOS SETOS DE TU JARDÍN

¿Estás pensando en plantar un seto en tu jardín, pero no tienes claro qué especies utilizar?

Es normal. Con una variedad tan amplia, a veces resulta difícil elegir. Además, la elección que hagas dependerá de dónde vayas a plantar tu seto y del uso que quieras darle. No vas a poner un ciprés frente a la ventana de tu casa ni un laurel bordeando el jardín, ¿verdad?

Para que no te pierdas, en Viveros González hemos creado una guía en la que te explicamos cuáles son las especies más adecuadas para cada tipo de jardín. ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué tipo de setos existen?

En función de la altura que quieras y del uso que vayas a darle a su seto, tienes cuatro opciones:

 

Borduras

Con borduras creamos zonas diferenciadas dentro del jardín. Nos permite, por ejemplo, destacar un arriate de flores o delimitar el espacio del huerto.

Para crear borduras se utilizan a menudo materiales sintéticos como gravilla, arena o tablones de madera. Sin embargo, en borduras decorativas es más frecuente recurrir a arbustos de baja altura.

Al utilizar arbustos, creamos una transición más natural entre las distintas plantas de nuestro jardín. Escogiendo las especies adecuadas, tendremos borduras de bajo mantenimiento y llenas de flores.

 

Plantas para borduras 

Lavanda (Lavanda officinalis)

Muy conocida por su rusticidad. Con la lavanda crearás una bordura resistente a la sequía y al sol que apenas requiere mantenimiento. Durante el verano despliega sus coloridas flores, y su aroma ahuyenta a los mosquitos.

 

Romero (Rosmarinus officinalis)

Al igual que la lavanda, el romero es famoso por su resistencia al sol y a la sequía. Con esta especie tendrás una bordura llena de flores durante todo el año.

 

Cotoneaster

Este arbusto es perfecto si en tu zona sufres heladas intensas. La familia del Cotoneaster se compone de especies muy rústicas y adaptadas al frío. Durante el invierno dará vida a nuestro jardín con sus vistosas bayas rojas.

La familia de las Cotoneaster se compone de especies con alturas muy variadas. Para crear borduras emplearemos las especies más bajas, como la C. horizontalis o la C. frigidus.

  

Setos bajos

Alcanzan una altura de entre 0,5 y 1 metro. Se utilizan sobre todo por motivos decorativos, a menudo rodeando el exterior de nuestra casa. La ventaja de este tipo de seto es que no requiere de escaleras para podarlos.

Al plantar los arbustos para un seto bajo, dejaremos una separación de al menos 30 o 40 centímetros entre cada uno, para que el follaje tenga sitio suficiente para crecer.

 

Plantas para setos bajos 

Azahar de la China (Pittospirum tobira)

Este arbusto de bajo mantenimiento se adapta bien a los cambios de temperatura. En primavera despliega unas delicadas flores blancas, cuyo aroma recuerda al del azahar.

 

Abelia grandiflora

La abelia destaca por su extenso periodo de floración, que va desde la primavera hasta el otoño. Con este arbusto conseguiremos un seto que se mantendrá florido durante casi todo el año.

Este arbusto florece tanto a pleno sol como a semisombra.

 

Adelfa enana (Nerium oleander nana)

Muy utilizada como seto en flor. La adelfa enana es un arbusto que crece hasta el metro de altura y que, durante la primavera y el verano, se cubre de flores rosas, naranjas o amarillas. Necesita mucho sol para desarrollarse.

Tiene poca resistencia al frío, por lo que es más adecuada para zonas de clima mediterráneo. Como su prima mayor, la adelfa enana es muy tóxica si se ingiere, por lo que evitaremos plantarla en jardines con niños o mascotas.

 

Escalonia (Escallonia rubra macrantha)

Otro arbusto perfecto para zonas cálidas y de clima mediterráneo. Resiste muy bien la falta de agua y puede plantarse a pleno sol. En las condiciones adecuadas, mantendrá sus flores durante todo el año.

Las heladas son su mayor debilidad. En zonas con climas fríos deberemos proteger las raíces durante el invierno.

 

Setos medianos

Estos setos se sitúan entre el metro y los dos metros de altura. A menudo se utilizan en los límites del jardín más cercanos a la calle, para actuar como línea divisora. Al tratarse de especies más grandes, suelen requerir como mínimo medio metro de espacio por cada lado.

 

 

Plantas para setos medianos 

Durillo (Viburnum lucidum)

El durillo se llama así por su increíble rusticidad. Soporta por el igual el frío, el calor, el sol y la sombra, pero deberemos protegerlo de las heladas más intensas. Es un arbusto propio de los montes mediterráneos.

El durillo florece durante el invierno y la primavera. Durante el verano desarrolla unas bayas de un intenso color azul.

 

Romerino (Westringía fruticosa)

El romerino es una especie muy utilizada en zonas costeras mediterráneas. Soporta la sequía y temperaturas de hasta – 5º C. Es un arbusto que crece muy rápidamente.

Esta especie resiste bien las enfermedades y las plagas, pero el exceso de riego puede dañarlo. Esperaremos a que el suelo se seque completamente antes de volver a regar.

 

Mirto (Myrtus tarentina)

Este arbusto aromático es muy apreciado por su valor ornamental. En primavera y verano se cubre de flores y blancas, y durante la época fría desarrolla sus frutos azulados.

Soporta bien tanto el sol como la semisombra y acepta temperaturas cercanas a los -10º C. Ante heladas fuertes y de larga duración deberemos proteger las raíces.

 

Evónimo (Euonymus pulchellus)

El evónimo se adapta bien a las condiciones costeras y al viento. Tolera las temperaturas bajas, pero no las heladas.

Para crecer en toda su plenitud necesita muchas horas de luz. Es un seto muy frondoso que nos aportará la privacidad que deseamos.

 

Plumbago

Este arbusto crece como una planta trepadora. Es una especie muy popular por sus flores azules, que permanecen durante todo el año en climas templados. En inviernos fríos pierde sus flores, y por debajo de -5ºC la planta muere.

Es una especie que prefiere el sol directo. Aunque sobrevive también en semisombra, florecerá con menos intensidad.

 

Setos altos

Su papel principal es aportar privacidad a nuestro hogar. Los setos altos son aquellos que superan los dos metros de altura. Se emplean a menudo en chalets para separar nuestro jardín del de los vecinos.

Para este tipo de setos solemos utilizar arbustos y árboles frondosos, por lo que como mínimo necesitarán un metro o metro y medio de espacio entre los ejemplares.

 

Plantas para setos medianos 

Eugenia myrtifolia Newport

La Eugenia myrtifolia puede alcanzar los cuatro o cinco metros de altura. Admite bien el recorte, por lo que podremos podarla para darle la forma que queramos.

Sus hojas, de un verde vivo en primavera, van cambiando de tonalidad a lo largo del año. En otoño despliega unas bayas rojas muy vistosas.

 

Fotinia (Photinia red robin)

La Fotinia es un arbusto perenne de rápido crecimiento. El color rojo de sus hojas se vuelve especialmente intenso durante la primavera, por lo que es una especie idónea para crear setos espectaculares.

 

Árbol del hierro (Metrosidero excelsa)

Muy conocido por sus hojas rojas en forma de cepillo, el Árbol del Hierro nos permite crear setos vistosos y resistentes. Este arbusto soporta bien la sequía, el viento y la cercanía al mar.

En invierno podemos podarlo para darle la forma que deseemos.

 

Flor celeste (Duranta repens)

Este arbusto, perteneciente a la familia de las Verbenáceas, es muy apreciado por su colorida floración. Las flores crecen en racimos de pétalos azules o lilas muy atractivos.

Resiste bien las podas, por lo que es muy utilizada como planta para setos.

 

Ciprés (Cupressus sempervirens)

El ciprés es uno de las especies más utilizadas para formar seto. Su forma espigada lo convierte en una perfecta planta-pantalla, que además casi no necesita espacio para crecer.

Las coníferas absorben los ruidos y la contaminación, por lo que son muy adecuadas para tener en zonas urbanas.

  

Cómo plantar un seto y que quede recto

¿Ya tienes decidido el tipo de seto que quieres plantar? El siguiente paso es crear un seto que quede bien recto. Para lograrlo, solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  • Haz una línea con una cuerda en el espacio en el que quieras plantar los setos. Asegúrate de que quede bien tensa.
  • Tomando la línea como referencia, excava una zanja de unos 40 o 50 centímetros de profundidad.
  • Mezcla la tierra que has excavado con abono, para que los arbustos reciban nutrientes desde el primer momento.
  • Planta los arbustos, manteniendo la distancia adecuada entre ellos para permitirles crecer.
  • Riega el seto una vez que hayas terminado de plantarlo.

 

¿Te han resultado útiles estos consejos? ¿Qué otras especies utilizarías para tu seto? Déjanoslo en los comentarios.