TAREAS EN EL JARDÍN EN OCTUBRE · Viveros González
vivero,garden,centre,centro,jardineria,jardin,marbella,venta,planta,interior,exterior,online,fertilizante,tierra,ground,riego,irrigation,fitosanitario,phytosanitary,piscina,pool,diseño,diseno,design,proyecto,proyect
449956
post-template-default,single,single-post,postid-449956,single-format-standard,cookies-not-set,eltd-cpt-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,moose-ver-1.7, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,woocommerce_installed,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Tareas en el jardín en otoño

La llegada del otoño trae consigo muchos cambios. Los días son más cortos, las temperaturas empiezan a bajar y el color de nuestros jardines comienza a cambiar. Nuestros árboles pasarán de ser verdes a lucir otros colores como ocres, amarillos y rojos.

Sin duda alguna, será otra belleza que contemplar. Dejarán preciosas estampas, pero también trabajo extra que realizar como recoger las hojas que se van cayendo al suelo. Y no solo eso, habrá que preparar nuestros jardines, nuestras plantas y nuestros árboles para la llegada del frío y de las primeras heladas.

En otoño existen menos plantas de temporada para exterior. Lo mejor es optar por árboles y arbustos, tanto de hoja caduca como perenne, los cuales nos proporcionarán preciosas tonalidades. En cuanto a las plantas de temporada para otoño-invierno están los pensamientos, ciclamenes o asters.

Desde Viveros González te explicamos las tareas en el jardín que debemos realizar para ir preparándolo ante la llegada del frío.

Tareas que se deben hacer en el jardín durante el mes de octubre

Plantaciones, trasplantes y cambios de tiestos


Octubre ofrece las condiciones perfectas para plantar y trasplantar tanto árboles como arbustos, especialmente caducifolios, coníferas, vivaces y anuales de otoño e invierno. Las temperaturas son más bajas pero aún no suele helar, la lluvia aparece y las plantas tienen tiempo de establecer sus raíces y pueden ya estar desarrolladas para la siguiente temporada.

Abonado


Las plantas de flor de temporada florecerán más rápido si les ofrecemos un fertilizante rico en potasio. Sin embargo, a los ejemplares recién podados y al huerto les vendrá mejor un aporte de abono orgánico como humus de lombriz o estiércol.

Poda


Es el momento de podar las ramas enfermas o rotas, quitar las hojas que estén feas o infectadas de cochinillas u otras plagas y nonos olvidemos de podar los arbustos que van a terminar la floración, así como de las trepadoras. En este caso, habrá que sujetar las romas nuevas de las para evitar que se rompan con el viento.

Acolchado


Se deberá renovar el acolchado, especialmente de las plantas más sensibles a las heladas. Evitarás que las raíces se congelen dañando a la planta. Para el acolchado se pueden usar materiales orgánicos (corteza de pino, hojas, paja, acículas de pino…) o inorgánicos (grava, rocas volcánicas…).

Recortar setos


Setos y arbustos se deben podar por última vez en otoño. De esta forma se evita que se debiliten si se acumula la humedad. Debemos podarlos conforme a las necesidades de cada uno de ellos. Además tendremos que retirar las hojas que caen de los árboles sobre ellos para que reciban suficiente aire fresco y sol. Solo así se evitará que se pudran.

Plantar bulbos


Los bulbos de primavera hay que plantarlos ahora, en otoño para que sus flores germinen en el momento indicado. Es importante ubicarlos en el sitio correcto para que prosperen y florezcan.

Si los bulbos están sembrados, una vez finalizada su floración habrá que quitarles las flores marchitas y dejar que permanezcan en la tierra para que vayan acumulando reservas. Cuando hayan engordado, -normalmente cuando las hojas también se marchiten- se pueden sacar de la tierra y guardar en un lugar fresco y oscuro para volver a sembrarlos en primavera. También podemos dejarlos en el mismo lugar durante todo el otoño e invierno.

Cuidados del césped


Se puede sembrar césped a principios del otoño e incluso más avanzada la estación en lugares cálidos. También es buen momento para reparar las zonas dañadas, resembrando o plantando tepes. Asimismo, se debe aplicar un fungicida al césped tras el segado. Es una medida preventiva para evitar las enfermedades de hongos.

Otra de las tareas que se debe hacer es escarificar el césped con una máquina escarificadora y airearlo mediante el pinchado con horca o un rulo de púas. Esta tarea muy común a finales de primavera, también podemos realizarla ahora. En muchas ocasiones el vigoroso crecimiento del césped durante el verano, puede crear colchón o thatch, por ello es buena idea airearlo para, tras estas labores, abonar con un fertilizante de lenta liberación para el otoño-invierno. Estos fertilizantes suelen contener un bajo contenido en nitrógeno y un alto nivel de potasio. Gracias a ello, el césped aumentará su resistencia frente a las heladas y nuestra pradera quedará lista para pasar el invierno.

Aplicar aceite mineral a los árboles y arbustos


Otra de las tareas en el jardín en octubre es la de aplicar aceite mineral será nuestro gran aliado frente a las plagas. Evitará que puedan desarrollarse en primavera. Limpia bien los árboles y arbustos con la manguera, con agua a presión, tanto si son perennes como de hojas caducas, luego aplica el producto. Vuelve a aplicar aceite mineral en invierno y a principios de primavera.

Riego


Con respecto al riego lo mejor, como siempre, es el riego por goteo. Poco a poco habrá que ir reduciendo los riegos debido a que ya no hace tanto calor. Por tanto, habrá que re-programar el riego automático dependiendo del tiempo y de las necesidades hídricas de cada planta. En algunos casos incluso no necesitaremos tener funcionando el riego, ya que la lluvia cumplirá con su cometido.

Otras tareas a realizar antes de las heladas

 

  • Las plantas sensibles a las heladas deben ser puestas en invernaderos o cubiertas con plástico. Haz lo mismo con las plantas de tiesto.
  • Realiza esquejes en otoño e invierno.
  • Se debe sembrar en semilleros protegidos y al aire libre.
  • Se deben cerrar las conexiones de agua y vaciar los grifos y dispositivos de riego para evitar el agua congelada. De lo contrario, provocará daños en el jardín.
  • También se deben desmontar las bombas del estanque. Si quieres que siga funcionando en otoño e invierno, deberás instalar una bomba anti-heladas.

AUTOR: Viveros González

No hay comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.